Anteojos Inteligentes

Daisy Maita
ANTEOJOS INTELIGENTES
Comparte

La tecnología sigue avanzando. Ya no se limita solo a equipos de uso personal como los smartphones, sino que ahora también podemos contar con los  Oton Glass, Anteojos Inteligentes que han venido a facilitar la vida a personas con dificultades para leer, como disléxicos y con discapacidad visual.

Ingeniería Japonesa

Su creador, el joven ingeniero japonés Keisuke Shimakage, fabricó el primer prototipo en 2012. Desde entonces ha seguido trabajando en el mejoramiento de los anteojos y enfocándose siempre en las personas disléxicas.

Su objetivo es que todos puedan disfrutar de la lectura y trabajar sin barreras visuales. La motivación de Shimakage era ofrecerle a su padre disléxico una solución tecnológica a su problema.

Anteojos que convierten el texto en voz

El Oton Glass cuenta con dos mini cámaras que recogen los textos leyendo por nosotros y los convierten en voz y a través de los auriculares situados a cada lado, nos transmite el contenido.

Estos anteojos no necesitan aplicaciones ni otro elemento extra. La mitad de la lente es un espejo que refleja los ojos del usuario hacia la primera cámara que seguirá los movimientos de los ojos del usuario.

El usuario tan solo tiene que parpadear para realizar la captura de lo que está leyendo. La imagen se envía a un servidor que analiza el texto y lo convierte en audio para transmitirlo a través de los auriculares.

Cuenta con una computadora incorporada con sistema Raspberry Pi para capturar los textos y enviarlos a la nube donde se procesa el texto y lo convierte en audio.

Tecnología complicada y costosa

Aunque parezca sencillo, hacer realidad estos anteojos y que puedan estar al alcance de las personas disléxicas y con problemas de visión es realmente complicado. Se necesita más tecnología y los recursos económicos.

Oton Glass viene a cubrir una necesidad importante de salud visual y comprensión lectora. La intención es poder recaudar el dinero suficiente para su fabricación de los anteojos en mayores cantidades y poder vender cada par de anteojos al precio más bajo posible que sería solo de 47 dólares, unos 40 euros al cambio.

El equipo que trabaja en el proyecto Oton Glass, quiere hacer llegar a todas las personas que necesitan de las bondades y ventajas que se consigue con estos anteojos: Poder ayudar a leer con mayor facilidad, a personas con dislexia o visión reducida.

La dislexia es muy frecuente, aproximadamente el 10% de la población mundial tiene esta condición. La tecnología nos sorprende cada día: Realidad virtual, teléfonos y relojes inteligentes, tablets, robots. El turno ahora es para los anteojos inteligentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Guillermo Lasso inició primer viaje a España

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso se reunió este jueves con el rey Felipe VI, primera actividad en su agenda de visita a España. El objetivo principal de la visita de tres días del mandatario, es atraer a empresas españolas para que inviertan en los proyectos estratégicos que planea para […]
VISITA A ESPAÑA