Conciliación: Campamentos de Verano.

Pedro Guzmán
Conciliación Campamentos Verano
Comparte

Acaba de empezar la temporada estival y como cada año miles de padres y madres se enfrentan a una lacra de la sociedad española: la conciliación laboral. Para ello muchas familias usan los llamados campamentos de verano.

Trabajar y tiempo libre. ¿Cómo organizarse?.

Con el fin de las clases, acaba de iniciarse oficialmente la temporada de verano. Y aunque el clima no acompaña en algunos lugares de España, los quebraderos de cabeza de los padres comienzan ahora.
Hay una situación, que se da más de lo que se piensa, en la que los dos responsables de la familia trabajan. Y esto supone un problema a la hora de conciliar el tiempo con la prole. Mucho más complicado para familias monoparentales, cabe decir.
¿Y cómo se hace? Pues dejando a un lado a aquellos pocos que pueden pedir reducciones de jornada, teletrabajar o parar su actividad laboral. La cosa pinta mal.

Los nuevos campamentos urbanos.

De un tiempo acá, los conocidos como parques de bolas, han sabido transformase para absorber este tipo de clientela. Podría calificarse como un movimiento astuto económicamente hablando. Pero muchas veces, lo que hay detrás es una petición social silenciosa.
Estos lugares han sabido gestionar su negocio para proveer de un servicio que cada vez es más demandado. Los campamentos de verano. Pero no como los conocíamos en antaño. Si no que se han reinventado para una mejor adaptación.
Se puede decir que son la solución perfecta de aquellos que viven en ciudades y que ven sus posibilidades vacacionales muy limitadas por su trabajo. Un sitio donde nuestros pequeños pueden disfrutar de actividades (algunas al aire libre) en un entorno seguro y regulado. Los campamentos urbanos.

Ya es verano. ¿Abren o no?

El problema viene por la pandemia. Hay algunos centros que no pueden adaptarse a las normas de seguridad sanitaria, bien sea por falta de recursos económicos o por espacio práctico. Incluso, por el limitado aforo.
Pero realmente quien puede ajustarse a esta normativa ha encontrado un filón. Sobre todo este verano en el que la incidencia acumulada se encuentra bajo mínimos. Es más, hay lugares en los que las plazas están copadas.
Entonces, ¿abren o no? Quien puede sí. Pero también es verdad que el que lo hace ve su aforo desbordado, por lo que encontrar el lugar idóneo, pasa a segundo plano. Prevaleciendo así la necesidad de cubrir ese tiempo estival.

Las empresas con visión de futuro.

No obstante, se va dando una mejora en la conciliación laboral. A ritmo lento, pero se produce. Esto, en ocasiones puede deberse a la irrupción del teletrabajo. Que es un sistema un poco más flexible gracias a los empresarios, los trabajadores y sus profesiones, claro está.
A quien puede disfrutar de este sistema laboral, tampoco le es fácil. Porque si bien es verdad que su producción y calidad en sus tareas se ve aumentada, es gracias a un delicado equilibrio entre la familia y la actividad profesional.
En algunos casos, parece ser la solución. Pero en la mayoría, el campamento de verano o urbano se convierte en un pequeño salvavidas “de pago” que permite el uso de tiempo individual para los quehaceres personales y obligatorios.

Los mejores consejos para un buen campamento.

Cabe decir que lo mejor para la conciliación es un campamento de verano pero, primero valora el campamento por el horario disponible y el coste de cada hora que se vaya a utilizar.
Segundo, presta atención a las normativas que rigen la actividad y así poder valorar si será positivo para tu pequeño o no. Tercero, considera la necesidad con respecto al beneficio, ya sea social o económico. Que tu hijo siga haciendo actividades en el periodo estival puede producir una sensación de hartazgo y por ello, ser las peores vacaciones de su vida.
Y sobre todo, valora el tiempo del que dispones para dedicarlo a tu familia. Si puedes desconectar de tu trabajo, hazlo. Si no, intenta que sea o menos intrusivo. Así, toda tu gente pasará un verano inolvidable… en la ciudaddd.

No te pierdas en este enlace, algunas curiosidad sobre la estación del verano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

La trampa del Gobierno en la rebaja del IVA de la luz: del 21% al 10%

El Gobierno ha tomado la decisión de bajar el IVA asociado al recibo de la luz. La rebaja sería del 21% al 10%, intentando favorecer el acceso a una factura más barata, pero esto viene con trampa. La iniciativa se discutió y aprobó este lunes en la Comisión General de Secretarios […]