El Congreso afirma que la disciplina de votos se aplica en los partidos políticos

Juanfran Ponce
Comparte

El Congreso de los Diputados afirmó hace unos días en su cuenta de Instagram «@congreso_diputados» que en España imperaba la disciplina de voto en los partidos, algo inconstitucional que, sin embargo, se practica en todos ellos, inclusive se impone en las actas de los mismos.

¿Qué es la disciplina de voto?

La disciplina de voto o disciplina de partido es la capacidad que tiene un partido político para lograr que sus miembros apoyen lo que el jefe de ese mismo partido diga. Es decir, se refiere al control que los líderes del partido tienen sobre sus diputados. Esta práctica tan habitual en España sería algo inusual en otros sistemas como el norteamericano, el cual no tiene un sistema de elección proporcional como el español.

La peligrosidad de estas prácticas se muestra en los resultados políticos del Congreso, pues si cada diputado tiene que hacer caso a la disciplina de su partido, ¿para qué están los diputados? La ciega obediencia de estos respecto al partido radica en las listas cerradas que el propio sistema español implementa, pues esos mismos diputados nacionales, y que están sentados en nuestro Congreso con dinero público, están puestos a dedo por el líder del partido; el cual, si quiere, puede alterar las listas electorales para que nunca salgan elegidos.

Representación política

La representación política es el acto que ejerce un diputado, el cual personifica el mandato (actúa en lugar de, en nombre de o cuida y expone intereses, necesidades y quejas) de los votantes a los que representa ante un cuerpo legislativo. Es decir, es el acto de representar los intereses de su electorado ante el Congreso.

Ante la disciplina de voto que impera en dichos partidos, la representación política para que la sociedad civil tenga voz en el Estado, usando a los representantes políticos como sus comunicadores, es totalmente inexistente. Además, el acto de «representar» puede verse en derecho, de ejemplo están los actos donde una persona nombra representante a otra para que, en su nombre, firme algún contrato formal; no pudiendo hacer nada que no le haya dicho el representado en un principio.

Disciplina de voto en los partidos

La Constitución, en su artículo 79.3, insiste en que los diputados tienen libertad de voto y que los partidos no pueden imponerles una disciplina para sus apoyos. Aun así, en la práctica, esto no es así, pues se puede ver en las actas institucionales de esos mismos partidos imponer dicha disciplina.

  • El PSOE indica en su normativa que sus diputados están sujetos a la disciplina de voto, citando en el artículo 6 de su Normativa Reguladora de los Cargos Públicos que “los miembros del Grupo Parlamentario Federal del PSOE están sujetos a la unidad de actuación y disciplina de voto”. Las sanciones por desobediciencia son de hasta 600 euros.
  • El Partido Popular califica en sus estatutos como una “infracción muy grave” “la desobediencia a las instrucciones o directrices que emanen de los órganos de gobierno y representación del Partido, así como de los Grupos Institucionales del mismo”, con penas que van desde los 500 euros hasta la expulsión del partido.
  • Podemos sí que habla de la disciplina. Ellos definen en sus estatutos “el incumplimiento de las directrices aprobadas por la dirección del grupo o delegación en lo que respecta a la elaboración, registro y defensa de iniciativas, o bien a la defensa de las posiciones adoptadas por la dirección o, en su caso, por el Plenario del grupo o delegación” como una infracción muy grave que puede acarrear una multa de entre 500 y 1.000 euros, además de la posibilidad de expulsar a la persona del grupo parlamentario.

El congreso afirmó la disciplina

Con un ‘tuit’ afirmaba la cuenta de Instagram del Congreso de los Diputados en España que la disciplina de voto se practicaba en los partidos, un mecanismo ilegal e inconstitucional. Todo está guionizado por el «whip», es decir, la persona que se sienta en las primeras bancadas del congreso para hacer que los demás diputados de su partido voten lo que ha acordado con el jefe de partido previamente.

Un dedo arriba para decir que el voto tiene que ser afirmativo; dos dedos arriba si quieren decir que el voto es negativo; tres dedos arriba si quieren indicar la abstención.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

"Siento el sufrimiento de la población" | Así es formar parte de la Cruz Roja

El Movimiento Internacional de la Cruz Roja es un movimiento humanitario mundial con una relación particular, entre los Estados y organismos internacionales, gracias a los convenios que existen entre los países, los cuales dotan de capacidad y reconocimiento a los operarios que trabajan en labores por un fin verdaderamente humanitario. Hoy hablaremos con un integrante de la […]