Genocidio canadiense

Estatua de la Reina Victoria derribada e iglesia católica incendiada
Comparte

Este jueves y viernes miles de personas han salido a las calles y marchado por la memoria de los niños indígenas asesinados en los internados canadienses durante el siglo XIX y XX. Desde que se conoció la noticia de las tumbas en las escuelas pupilo, se han incendiado cuatro iglesias católicas y en el día de ayer manifestantes derribaron una estatua de la Reina Victoria. 

El 29 de mayo fue el primer descubrimiento de estas tumbas en el jardín de la Escuela Residencial India Kamloops, allí se hallaron 272 restos de niños. Luego el 25 de junio en la Escuela Residencial Indígena Marieval se encontraron 751 tumbas no identificadas y el 30 de junio se informó de 182 tumbas más, en St Eugene Mission School. En total 1.100 restos humanos se han registrado.  

Pero ¿Qué sucedió y por qué existían estos internados? 

Desde la independencia de Canadá declarada el 1 de julio de 1867 y también anterior a ello, comenzó una especie de programa de asimilación social de los pueblos indígenas con la cultura occidental del país. Por aquel entonces el gobierno financió a las iglesias que controlaban colegios pupilos, donde se separaba a los niños de sus padres para ser re-educados. 

Se estima que 150.000 niños y niñas fueron separadas de sus familias y obligadas a permanecer en estos internados, de los cuales se cree que el número de víctimas fatales ascendería a 6.000

El plan siniestro, fue caracterizado como “Genocidio cultural” por la Comisión por la Verdad y la Reconciliación en 2015. Ahora se destapó un plan que funcionó hasta 1997 en el país norteamericano. 

Experimento con niños 

Las muertes no sucedían por asesinatos directos, sino que el plan educativo los encerraba en internados con condiciones paupérrimas y donde la nutrición de sus habitantes era angustiante. 

La investigadora Allison Daniel escribió para la BBC en qué consistía el objetivo nutricional de los internos, con el fin de rendirlos ante una asimilación cultural distinta a sus nociones originarias. 

En la nota publicada para el medio inglés, titulada “»Como ratas de laboratorio»: los espeluznantes experimentos sobre desnutrición que Canadá hizo con los niños de las escuelas indígenas”, se describe el proyecto de alimentarlos con pocas vitaminas, nutrientes y calorías. ¿Por qué?. Para alejarlos de sus costumbres y asimilarlos de manera efectiva a las canadienses. Era un experimento que aseguraba reducir sus compuestos nutricionales para que los indígenas fueran “activos más rentables”

Colonialismo y discriminación en el siglo XXI

El 1 de julio distintas organizaciones canadienses solicitaron suspender el festejo y llamar a la reflexión en memoria de las víctimas del genocidio. Lo cual fue denegado por el gobierno. 

El Primer ministro Justin Trudeau se refirió a las manifestaciones según Associated Press, reconociendo que, “es real y completamente comprensible dada la historia vergonzosa que todos sabemos ahora”, y agregó: “pero pienso que incendiar iglesias realmente priva a las personas… de lugares donde pueden lamentar las muertes y reflexionar y buscar apoyo”. Como punto final pidió que el Papa Francisco también presente disculpas formales ante lo sucedido. 

El viernes por la tarde en la ciudad de Winnipeg, capital de la provincia de Manitoba, manifestantes derribaron la estatua de la Reina Victoria y la de la Reina Isabel II de Inglaterra, al canto de “sin orgullo por el genocidio”

El problema del colonialismo no solo afecta o afectó a las naciones más pobres del mundo, sino que sigue vigente el discurso de abatir las fuerzas que oprimen a las sociedades que fueron invisibilizadas por monarquías como las españolas, británicas y francesas.  

Luego del fallecimiento de George Floyd, el movimiento Black Lives Matter sucumbió a las bases conservadoras occidentales, no sólo en Estados Unidos, sino que fueron replicadas en Inglaterra, donde derribaron estatuas de comerciantes de esclavos. A partir de allí surgió un quiebre en la sociedad y se unieron las voces de los desplazados. 

El colonialismo fue criticado por las propias comunidades de países colonizadores, se alinearon con los pueblos que alguna vez sufrieron la presencia del poderoso y descolocaron un orden moral “aceptado”. 

Por supuesto que es un camino largo, cargado de contrariedades y angustias, pero las personas se han reunido para alzar su voz ante tantos años de silencio. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

LGTBI GLOBAL

Amnistía Internacional considera los derechos LGTBI como derechos humanos. Entre esos derechos se incluyen estas leyes: Derogar las leyes que tipifican como delito las relaciones sexuales consentidas entre personas del mismo sexo. Reconocimiento gubernamental de las relaciones entre personas del mismo sexo (como el matrimonio entre personas del mismo sexo o […]