Malala Yousafzai y su lucha por la educación de las niñas.

Comparte

Si pensamos en un referente en la lucha por la educación e igualdad de las niñas en todo el mundo, debemos hablar de Malala.

Malala es una joven activista pakistaní que invadió todos los medios de comunicación del momento, por ser víctima de un atentado terrorista el 9 de octubre del 2012.

Un guerrillero talibán le disparó al salir de la escuela hasta tres disparos, uno de ellos impactándole en la cabeza. Éste, conocía su lucha y como se rebelaba contra el sistema y las opresiones que sufrían las niñas en su país.

Ese mensaje que intentó ser silenciado, ocasionó todo lo contrario, en un país castigado por los constantes ataques extremistas.

Un increíble movimiento surgió en Pakistán en apoyo a Malala, repudiando el brutal ataque que había recibido. Dándole así alas y fuerzas para seguir con su causa.

Malala fue perseguida a la corta edad de 15 años por ser una defensora acérrima de la educación de las niñas.

Cuando logró recuperarse del ataque, resurgió de sus heridas como una abanderada de la lucha de la libertad, determinación y necesidad de educación de las niñas en Pakistán. País en el cual el papel de la mujer es el encargado del cuidado de la familia, por lo que la escuela no es su prioridad. Los hombres deciden el futuro de todas esas niñas que viven con las imposiciones de un régimen patriarcal y donde el simple hecho de pensar en la igualdad puede poner en riesgo la vida de todas esas niñas, como pasó con Malala.

Su mensaje y su experiencia le hizo convertirse en el 2014 en la persona más joven en ganar el premio nobel de la paz. El cual le ha servido para poder seguir su camino sin miedo a lo vivido, valiente con el legado que quiere dejar en el mundo, Malala en una entrevista que concedió a las naciones unidas, dio las gracias a su padre por permitirle tener una educación y lanzó un mensaje que a día de hoy podría verse despojado de sentido, con la invasión de esta semana de los talibanes que un día quisieron quitarle la vida, a la región vecina de Afganistán.

«Los hombres tienen que dar un paso adelante y apoyar a las mujeres. Tenemos que creer en las niñas, tenemos que creer en nuestras hermanas, en nuestras hijas y permitir que sean lo que quieran ser».

Es por esto, que hoy debemos tener su lucha más presente que nunca y evitar que todas esas niñas que esta semana han sido despojadas de sus derechos, pierdan su voz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Arrancó La Liga 2021/2022

La Liga 2021/2022 ya está en marcha y la primera jornada nos ha dejado varios partidos de infarto, con un gran nivel futbolístico y físico por parte de los jugadores de ambos equipos. Pero sobre todo este primer fin de semana de fútbol nos deja grandes imágenes al poder volver […]