Mi 17 de Agosto de 2017

Atentados 17A
Comparte

Era una mañana de verano. Hacía especialmente calor. Era jueves y entré a trabajar a las 9:30h en una calle colindante a las ramblas de las flores, punto neurálgico y de paso de millones de turistas al cabo del año. Es esa calle donde hace años decenas de floristerías adornaban el paseo que va desde Plaza Catalunya hasta el monumento a Colón.

Sin duda si visitas mi ciudad, es un paseo obligatorio.

Recuerdo que ese día tenía planes, al salir iría a comer cerca de allí.

Sobre las 16:00h salí a comer, estuve en un restaurante tipo oriental, era uno de mis sitios preferidos para comer algo rápido al salir del trabajo.

Estuve exactamente 50 min. Al salir del local recuerdo que empecé a ver a gente correr y caminar rápido. Sinceramente, nada me llamó la atención ni me hizo cuestionarme ni siquiera porque la gente se comportaba de esa forma tan extraña. Yo en ese momento no prestaba gran atención a lo que me rodeaba.

Recuerdo la cara de la chica que salió de un negocio de la zona gritando a todos los transeúntes:

¡Ha habido un atropello en las ramblas! ¡Es un atentado terrorista!

En ese momento no podía dar crédito a lo que estaba pasando. Estuve unos segundos parada antes de poder reaccionar para asimilar que realmente algo estaba pasando a dos calles de donde yo me encontraba.

Empecé a recibir llamadas mientras me encaminaba hacía Plaza Cataluña. Y llegué a Portal del Ángel y nunca olvidaré ese momento donde se podía ver el miedo de la gente. Los turistas no sabían donde acudir. La gente corría por todas partes desesperadas. Había muchísima gente ese día.

Eran las 16:50h, Acababa de haber un atropello en las Ramblas. Mi madre me llamó para decirme que saliera de allí inmediatamente.

Empezaron a llegarme mil informaciones sin contrastar.

«Han secuestrado un bar y hay rehenes».

En mi cabeza sólo existía la idea de ponerme a salvo. No sabía exactamente que estaba pasando ni si pasaría algo más. Yo sólo quería que eso fuera una broma de mal gusto.

Justo en el momento que llegué a la calle Fontanella, se escuchó un grito:

«Corred! Vienen armados»

Una inmensa ola humana se aproximaba a nosotros a gran velocidad, decidí antes de ser arrollada por la multitud de meterme en un bar en esa misma calle.

Permanecimos allí cinco minutos antes de decidir que la mejor idea quizás era buscar la forma de regresar a casa.

Las entradas a los metros estaban cerradas y los taxistas salían huyendo de la zona.

Era imposible salir de allí en cualquier tipo de transporte, así que la única salida posible era ir andando al lugar más alejada del centro.

Fui corriendo y cuando por fin creí que estaba lo suficientemente lejos pude coger por fin un taxi.

Hace ya cuatro años de ese día, pero nunca olvidaré lo que tanto se perdió en ese instante en las ramblas.

En cuestión de minutos se arrebató la vida a un total de 15 personas y 131 personas fueron heridas.

Seguimos con vosotros un año más.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Next Post

Gobierno de Taiwán reforzará la resiliencia y el desarrollo sostenible del país

La Presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen declaró que su Gobierno está comprometido en reforzar la capacidad de resiliencia de Taiwán y a promover el desarrollo equilibrado y sostenible del país asiático. Tsai afirmó que se han llevado adelante grandes progresos en la construcción de una red de seguridad más sólida, […]
PRESIDENTA DE TAIWAN